José Valencia o los jurdeles

1409940818_701954_1410106759_noticia_normal

Teatro Lope de Vega, 20.30 h. Voy a ver el espectáculo del cantaor José Valencia, en el que grabará un disco en directo. He conseguido entrada a última hora, en una esquina. Me habían dicho que es uno de los grandes cantaores del momento, promesa en fase de consolidación, y no me lo quería perder.

Llego pronto. El teatro se va llenando de un público variopinto, en el que predomina la gente de una cierta edad. Y muchos hombres, cosa curiosa. Prácticamente todos nacionales, aquí no veo japoneses ni angloparlantes. Sí gitanos ¿Será un público más entendido?

Empiezo a curiosear el folleto que me han dado a la entrada. Tres fotos preciosas en blanco y negro de Valencia: en dos de ellas cantando desgarradamente, con la boca abierta; la tercera de torso, con las manos abiertas y pecho hinchado como una paloma. Y me acuerdo de mi padre cuando describe la pelea que entablan las perdices en la caza con reclamo: «Mira, mira cómo hincha el buche para avisar de que está dispuesta a pelear por su territorio». ¿Está José Valencia reclamando el suyo?

Empiezo a leer la sinopsis, siempre es bueno cuando no eres un entendido leer con antelación lo que vas a ver:

«Y aquí estamos. Y hasta esta orilla hemos llegado con las albardas llenas de preguntas y sabiendo, que es un decir, que no nos valen las respuestas que, sin chamullar, hemos repetido construyendo, tal vez sin querer, una sensación de eternidad a la que hemos dedicado ingentes cantidades no sólo de jurdeles sino hasta irresolubles trifulcas con heridas desde todos los bandos.»

¡Ostras! ¿Entendéis algo? Sólo dos frases, una de tres palabras y otra de cincuenta y nueve. Lo leo otra vez, despacio. No sé lo que es chamullar. Lo busco en el diccionario de la Real Academia de la Lengua: «del caló, coloquialmente hablar». ¡Ah! Bueno. Sigo leyendo y me encuentro otra palabra cuyo significado desconozco: jurdeles (y me empiezo a sentir incómoda, tanto estudiar para que en una sola frase haya dos palabras desconocidas).  Como sigo teniendo abierta en el ordenador la pestaña del RAE, vuelvo a buscar. ¡Vaya por Dios! Dice textualmente «la palabra jurdeles no está registrada en el diccionario. Las que se muestran a continuación tienen formas con una escritura cercana: burdel, jurel.» Lo del pez me resulta raro. Lo del burdel me pega más, porque luego habla de «irresolubles trifulcas con heridas desde todos los bandos». Y digo yo que las peleas con heridos deben ser frecuentes en los burdeles…

Un poco perpleja, miro a mi alrededor buscando a alguien cuyo aspecto físico me induzca a pensar que ha entendido la sinopsis. Mi vecino de asiento es un chico gordito que chatea con el móvil sin parar. Va acompañando a dos gitanas muy guapas, de pelo muy largo ambas y con los ojos oscuros muy perfilados. Una lleva un mono negro con escote en la espalda hasta la cintura (es una pena llevar tanto escote para que te lo tape el pelo). La otra una falda muy ajustada y una blusa de lunares transparente. Con tanto trajín con el móvil y esas acompañantes no creo que tenga mucho tiempo para leer. Sigo buscando.

En el último palco hay una chica joven con un trípode y me imagino que si es la que va a grabar la actuación seguramente habrá ido a muchas. A ver si tengo ocasión de decirle que me explique qué han querido decir los críticos que han redactado la sinopsis.

IMG_7411

Menos mal que la voz de José Valencia, limpia, sin instrumentos ni palmas, irrumpe en la sala vendiendo merengues y brevas con un pregón.  Y decido que para qué leer tanto, si se lo voy a comprar todo…

 

2 comentarios en “José Valencia o los jurdeles

  1. Jerry –I think Gonzo worried too much about chsmietry(i.e making Harvey happy). Willard should just play the guys that deserve the playing time — The competetion should be good for the team.As for RU, before making them the favorites for the Big East in 2011, lets make sure the kids all get into to schoool and are as good as the experts say. I hope Rice does not turn out to be like Gonzo, good with lesser players but unable to rise to the next level with the big boys.P.S. How is fatherhood? Is the kid toilet trained yet?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *