Tres inspiraciones de mesas de Navidad

En las casas de nuestros padres era habitual tener dos vajillas: una de uso diario y otra para las celebraciones. ¿Quién no se acuerda de las vajillas de Duralex (incolora, ámbar o verde) que se anunciaban como irrompibles pero que cuando lo hacían estallaban en mil pedacitos que te ibas encontrando por todos los rincones de la casa en los días sucesivos? Y luego estaba la vajilla de porcelana, la que se reservaba para las grandes ocasiones, casi nunca con niños, porque esa vajilla debía pasar de generación en generación. Igual que los manteles de hilo, las sábanas y toallas bordadas y el resto de cosas del ajuar que las señoritas aportaban al matrimonio.

Ahora tenemos una variedad increíble de menaje del hogar, basta darse una vuelta por Zara Home para descubrir nuevos estampados en manteles y ropa de cama, a cada cual más bonito, maravillosos colores, texturas y formas en loza y porcelana, originales cubiertos y adornos de mesa. ¡Lo quieres todo! Yo siempre pienso que esta vez se han superado, que ya no van a poder hacer nada más bonito. Pero vuelvo al cabo de un par de meses y… ¡de nuevo me sorprenden! Y además a unos precios realmente asequibles, nada que ver con las costosas porcelanas francesas de nuestros padres.

Pero hoy quiero proponeros todo lo contrario: ¿se puede cambiar el aspecto de una mesa utilizando la misma vajilla, cubertería y cristalería? ¿Y sin necesidad de gastarnos mucho dinero?

mesas navidad.1

Para ello cuento con la ayuda de Velas de la Ballena que fabrican unas preciosas velas artesanales desde su casa matriz en Marbella. Tienen una página web estupenda, donde se puede ver la gran variedad de formatos y colores (hasta 51 posibles) y encargar las que necesitemos.

La primera mesa de Navidad que os propongo es la tradicional: rojos y verdes. Un clásico que siempre funciona, donde la fuerza la pone el mantel de seda roja.

mesas navidad.2

El toque de verde se lo damos con unas hojas de naranjo recogidas en la calle (en Sevilla hay por todos sitios) y unas ramitas de arrayán, también muy del sur. Unas piñas del pinar de Puerto Sherry (estuve dos horas dando vueltas para encontrar sólo unas pocas, se ve que todo el mundo ha tenido la misma idea que yo). Completan el look navideño una guirnalda de lucecitas y varios tipos de velas rojas (me encanta la luz tamizada de la redonda hueca, además dura eternamente…).

 

mesas navidad.3

mesas navidad.4

En lugar de montar cabeceras de mesa, sitúo a los comensales enfrentados y aprovecho para colocar un Nacimiento de escayola pintado por mí hace años, tantos años que, de hecho, al pobre San José le falta la vara y se le ha perdido la orla… ¡Porque los abetos son preciosos, pero lo nuestro es el Belén!

mesas navidad.5

mesas navidad.6

La segunda mesa que os presento es de inspiración nórdica, con blancos, beiges y toques de colores tierra. El mantel está confeccionado con un retal encontrado en un almacén de telas de Guadalmina. El centro de mesa lo he hecho recogiendo los frutos de unos brachychiton (o árbol botella) que hay en la placita de detrás de mi casa, aprovechando un paseo de Thor; son súper decorativos y aguantan muchos años. Por último, añado unas varas de algodón y unas nueces.

mesas navidad.7

mesas navidad.8

Las velas (beiges y oro) crean una atmósfera cálida y una preciosa luz que invita a una conversación sosegada; unos tarritos de cristal de mermeladas transformados en portavelas con un poco de arena y unas briznas de rafia dan el toque DIY.

mesas navidad.9

El Nacimiento que preside esta mesa es un pequeño Misterio traído de Bolivia. Lo he colocado, para que no se pierda en su maravillosa insignificancia, sobre una escultura de papel y madera. Añado unos abetos de papel (ya lo sé, otro libro que me he cargado) y… ¡ya está!

mesas navidad.11

mesas navidad.10

La última mesa de Navidad que os propongo tiene el mismo mantel blanco de base, pero le introduzco unos toques de color púrpura combinado con plata, para una imagen más contemporánea.

mesas navidad.12

En lugar de centro de mesa dispongo sobre unas ramas de pinsapo un Nacimiento, al que tengo mucho cariño, regalo de un amigo (¿es sólo amigo la persona que te casa y que bautiza a tus hijos?) que ya no está con nosotros.

mesas navidad.13

Arropándolo, un bonito fanal cuadrado de Velas de la Ballena en tono malva con una cenefa en bajorrelieve. Unas bolas de escamas violetas que utilicé para adornar el árbol hace unos años y que sustituí por unas estrellas de ganchillo. (Ver Estrellas de algodón)

Unos adornos de fieltro en el mismo color para sujetar las servilletas y unos portavelas plateados (al ser altos y finos no entorpecen la visión del comensal de enfrente) completan la decoración de la mesa.

mesas navidad.15

mesas navidad.14

¿Os gustan?

 

PD. Las fotos son de @Lucila Vidal-Aragón

 

5 comentarios en “Tres inspiraciones de mesas de Navidad

  1. Me encanta! Mi preferida…mmm creo que la Blanca! Siempre me ha Gustado las Navidades blancas, con nieve, chimenea.

    Gracias por el post! Feliz Navidad

  2. Me encanta tu blogspot, espero aprender muchas cosas como tipo. E encanta las cosas de casa y no me da pereza por error u a esa bonita 6 hacer cenas…..
    Lucía, por qué no pones platos del pan a la izquierda? Ya no se llevan?

  3. Lucila, me encantan tus mesas. Tienes un gusto buenisimo heredado !de tu madre! bueno, más de tu padre !que supo elegir! No se si para 38 «gente», 6 de ellos menores de 6 años, me atrevería yo a ponerla. No por falta de ganas, sino por exceso de estrés. Sobre todo el recoger…. Lo importante es estar juntos y relajados. Feliz Navidad a todos!!

  4. Pingback: mesas de navidad | Cuarto de Maravillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *