Paseando por El Puerto de Santa María

Pasear sin prisas por las calles del centro de El Puerto de Santa María es una delicia, especialmente si es un día laborable y se percibe el pulso cotidiano de la ciudad, que en los meses de verano se ve alterado por la afluencia de veraneantes que lo llenan todo. Señoras que van y vuelven de la plaza, el mercado especialmente bien surtido de pescados y mariscos con precios que hacen las delicias de los que vivimos en ciudades más grandes y alejadas de puertos de mar. Madres con sus hijos volviendo del colegio a mediodía para el almuerzo, algunas vestidas con falda de baile y los tacones en una bolsita corriendo para su clase de flamenco. Señores mayores charlando sin prisas en grupos, en la puerta de los bares o de algún comercio. Algún que otro ejecutivo que vuelve de tomar café y entra en una oficina bancaria.

Hoy lo que os enseño son algunas fachadas y sus patios interiores, configuración romana y mediterránea de la vivienda.

Casas a dos alturas con las fachadas de piedra arenisca o pintadas en blanco y albero

Casas a dos alturas con las fachadas de piedra arenisca, algunas con escudos familiares, o pintadas en blanco y albero… una calle típica de El Puerto de Santa María

Puerto de Santa María_0317

De vez en cuando nos encontramos casas señoriales, sí, abandonadas en apariencia, pero qué bellamente envejecen!

Detrás de las cancelas de hierro están los patios, algunos muy cuidados, con los suelos de mármol en ajedrezado y los típicos helechos

Detrás de las cancelas de hierro están los patios, algunos muy cuidados, con los suelos de mármol en ajedrezado y los típicos helechos

 

Otra fachada descuidada, con desconchones en la pared, pero de gran belleza

Otra fachada descuidada, con desconchones en la pared, más sencilla pero manteniendo la estructura de ventanales hasta el suelo con contraventanas de madera

Y si te adentras, descubres un patio pequeño, con suelos también de mármol y unas macetas con geranios. La versión humilde del patio anterior!

Y si te adentras, descubres un patio pequeño, con suelos también de mármol y unas macetas con geranios y gitanillas. La versión humilde del patio anterior!

Es difícil elegir una combinación de colores que estropee una fachada bonita, pero no imposible...

Es difícil elegir una combinación de colores que estropee una fachada bonita, pero no imposible…

Otras veces no es el color, sino la propia arquitectura lo que afea una casa, o su ubicación en un entorno con el que no guarda ninguna relación

Otras veces no es el color, sino la propia arquitectura lo que afea una casa, o su ubicación en un entorno con el que no guarda ninguna relación

Mirad este patio, con sábanas tendidas junto a la hiedra que cuelga desde la azotea

Mirad este patio, con sábanas tendidas junto a la hiedra que cuelga desde la azotea

Después de callejear sin rumbo fijo, nada más apetecible que una copa de fino y un carpaccio de atún recién sacado del estrecho en El Brillante

Puerto de Santa María_0293

Como veis, no pudimos esperar a hacer la foto antes de empezar a probarlo… Umm!! Buenísimo con sal en escamas, toque de limón, eneldo y un aceite espectacular.

Puerto de Santa María_0296

Puerto de Santa María_0294

El bacalao es otra de las especialidades de este bar tradicional del centro.

Y para rematar un día completo, paseo por la playa con mi perro Thor, un Chesapeake Bay Retriver que adora el agua.

Puerto de Santa María_0321

Puerto de Santa María_0329

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *